Cuando miramos la etiqueta de un producto nos encontramos con muchísima información que, o no logramos entender muy bien, o a veces interpretamos mal. Por eso en esta ocasión te vamos a contar qué mirar en la tabla nutricional y cómo entender los valores que allí salen.

Antes que nada, en la tabla nutricional se resume la información nutricional del producto, es muy importante que tomemos el hábito de leerla para ser consciente de lo que estamos consumiendo.

No se trata solo de comer algo porque es rico o es fácil de preparar, debemos procurar que nuestra alimentación sea más consciente: es decir, que entendamos cuando un producto o alimento es funcional, cuando es saludable, cuando contiene mucha grasa, cuando aporta muchas calorías, cuando tiene colesterol, etc.

Saber estas características de un producto nos da el poder de decidir si realmente vale la pena consumirlo; o, por el contrario, si lo debemos consumir dadas sus propiedades.

Partes de una tabla nutricional y cómo entenderlas

1. Tamaño de la porción

Identificar esta información es muy importante porque todos los valores a continuación se basan en la porción. Un producto de 1 litro puede tener 10, 20 o más porciones, dependiendo de lo que sea, así mismo será el aporte de nutrientes.

También es un indicativo importante para saber cuánto se debe servir y así no tener un aporta calórico o de grasas muy alto.

2. Calorías

Todos los alimentos contienen calorías, unos en menor medida que en otros. Esta información indica la cantidad de calorías por porción que nos va a aportar ese alimento.

Ten en cuenta que las calorías no son malas, nuestro cuerpo necesita calorías porque son las que brindan energía, incluso la necesaria para que las células trabajen, para respiremos y demás.

El asunto está en identificar cuántas calorías necesitas de acuerdo con tu actividad física, edad, estatura y peso. Para una persona sedentaria es mejor consumir productos con pocas calorías, pero hay personas que por su estilo de vida llevan dietas hipercalóricas que les convienen productos con muchas calorías.

3. Valor diario recomendado

Este valor es muy importante para entender la información de la tabla nutricional. Resulta que nuestro cuerpo necesita un mínimo diario de nutrientes, lo que hace esta información es señalar qué porcentaje de ese nutriente contiene ese producto de acuerdo a la recomendación diaria.

A veces podemos caer en el error de pensar que un producto es rico en cierto nutriente por su valor en mg, pero la realidad es que la información más relevante es el % del valor diario.

Por ejemplo, 16 gramos de proteína pueden parecer poco, pero en realidad este valor representa el 19% en una dieta de 2.000 calorías diarias. O, 13 gramos de grasa saturada parecen un valor pequeño, cuando en realidad representa el 65% del valor diario recomendado.

4. Nutrientes que debemos controlar

En esta parte de la tabla se encuentran indicadores como la grasa total que la compone la grasa saturada y la grasa trans. Evita a toda costa los productos con grasa trans o en lo posible que su aporte sea muy poco, pues se considera una “grasa mala”.

El colesterol y el sodio también son componentes de la tabla nutricional que deben tener un bajo aporte, preferiblemente que no tenga. Los alimentos con mucho colesterol favorecen la aparición de enfermedades cardiovasculares; y el sodio en exceso propicia la aparición de enfermedades como la hipertensión arterial, infartos, insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, ACV, entre otras.

5. Nutrientes buenos para la salud:

Entre estos nutrientes se encuentra la proteína, fibra, vitaminas y minerales. También se cuenta el azúcar porque hace parte de los carbohidratos, pero lo ideal es que tenga bajo contenido de azúcar.

Se recomienda escoger productos con alto aporte de fibra, proteína, minerales y vitaminas.

¡Síguenos en @bonsante.co y encuentra gran variedad de alternativas para llevar una alimentación más sana, balanceada, fit y consciente!